12 de diciembre de 2006

Al Zenith, pasando por Point Ephemere

El cénit,
y un puente efímero.
Voy y vuelvo.
Y algo mío
se queda allí,
siempre.
En París...

11 comentarios:

Nacho Montoto dijo...

Siempre queda algo de nosotros allá por donde pasamos.

maria elena dijo...

es que una vida sin soudtrack no es vida

smuack

el santo job dijo...

suerte que us rastros los olisqueamos, y sabemos por donde andas. Sigue haciéndolo. Saludos!

Anónimo dijo...

q casualidades, ayer hablé con unos amigos, se han ido a París una temporada...y me ofrecen casa, que bien tener buenos amig@s!
y me han regalado el nurse de ---¿a ver si adivinas quienes? :)
(en el post anterior tb bromeaba, e)
besiños

siloam

Ybris dijo...

Idas y vueltas en que dejamos algo nuestro.
Y, claro, en donde tomamos los espacios de nuestros recuerdos.

Abrazos.

Esther dijo...

ey... ¡qué guay! son como mensajes ocultos ¿no?

Eulalia dijo...

Viajar...
Un beso.

mamen somar dijo...

Me queda viajar a Paris y lo haré pronto, muy pronto.
Me encantó, Sergi.
Un besazo.

Maryna dijo...

Siempre dejamos una mirada, reflejada en un cielo, que se alza para despedirnos, que se gira para pestañear.

Un beso

Sherezade dijo...

Olvidé tanto de mi en París que he jurado no regresar nunca...

Empiezo a entender dijo...

Qué envidia, Sergi, aich. Y sí, algo de nosostros se queda SIEMPRE allí....es lo que tiene "ese" lugar que hoy no voy ni a nombrar. Abrazo.

...siempre me olvido de decirte que he abierto otro blog, uno de risa, para jugar:

bipolartotal.blogspot.com


ptó.