22 de enero de 2007

Otro cuento

Hoy, un difícil día de trabajo acabó de forma extraña: llegó a casa, abrió la puerta y notó que faltaba una habitación.

(Living Room - Adrian Tomine)

24 comentarios:

Esther Shylock dijo...

Con lo caro que está el metro cuadrado como para ir perdiendo habitaciones por ahí...

Un beso

mamen somar dijo...

Ya está. Ya edifiqué una habitación con vistas a tus interferencias y tu ternura.
ESta vez cambié y lo cambié todo. Ahora mi blog ya no es "otro cuento" ahora son "Horas perdidas" espero encontrarte por allí y que me digas que te parece.
Te quiere tu amiga.
Mamen

casi yo dijo...

Si la habitación desapareccida era la de invitados, consideraré que este cuento tiene un final feliz.

Abrazos, amigo.

Mari dijo...

qué coincidencia
me pasó lo mismo....

mad dijo...

Y sobraba una chapa en la bolsa de un libro.
:p

el_Vania dijo...

Qué bueno! Lo que faltaba para acabar el día! Vamos, que llego yo a casa y me encuentro con algo así y no sé que hago!
Fíjate lo sencilla que es la ilustración, pero con el texto que has puesto encima, hace que sea de lo más surrealista!

Bueno, te cuento que comentando en un blog en el que coincidimos, he visto tu perfil y me ha dado por entrar a chafardear... y como me ha gustado tu bitácora, he decidido añadirte a mi blogroll para poder seguir tus posts.
Un saludo!

Brisa dijo...

Hay cuentos que son de lo más realistas, hay habitaciones que se hacen invisibles cuando más necesitarías entrar en ellas, hay veces en dejas de estar porque no hay "sala de"

Besitos tipo Cherlos Jons ;)

Brisa dijo...

Hay cuentos que son de lo más realistas, hay habitaciones que se hacen invisibles cuando más necesitarías entrar en ellas, hay veces en dejas de estar porque no hay "sala de"

Besitos tipo Cherlos Jons ;)

ybris dijo...

Parecido a eso le pasó a quien se metió en un coche y le había desaparecido el volante y la palanca de cambios.
Luego resultó que se había metido en la parte de atrás del coche.

Para mí que el ciudadano de tu cuento se equivocó de casa.
¡Estos trabajos que destrozan los días!

Un abrazote.

Princess Valium dijo...

Yo votaría por que las habitaciones se limpien y se ordenen solas...Que desaparezcan me parece una putada.
Un petonàs

Déjà vie dijo...

q bó q ets! ke habitación era y...donde se fue?

najwa dijo...

Però havia pres alguna substància o va ser de forma natural?
Petons!

andrés dijo...

creo que hoy me va a pasar exactamente lo mismo...

amsha dijo...

joder! imagínate que te desaparece tu habitación un día de resaca... mejor no pensar.1saludo

pd. hoy no nieva:P

crisvo dijo...

ah, ja sé, van ser els extraterrestres, oi? van crear un camp visual que fa que no la vegis, però segur que hi és....

un tensipetó, crisvo

oroD dijo...

Creo que leí algo parecido en un cuento de Millás.

¿Te gusta Juan José Millás?

manuel_h dijo...

no se puede uno entretener tanto en el trabajo!

sergisonic dijo...

lo mismo le decía el otro día a mi trabajo: "no te puedes entretener tanto conmigo". un abrazo, maestro.

de millás, orod, sólo he leído alguna cosa publicada en el país. entonces lo recomiendas, ¿verdad? ¿algo en concreto? ¡gracias!

no, no. se l'han emportada l'habitació, no l'han amagada: més misteriós que "perdidos", estimada crisvo.

amsha, en un día de resaca desaparece mi habitación y... es igual, me meto en otra... ¿mañana nevará? :)

andrés, tu habitación no desaparecerá, estoy convencido. un beso a los dos.

no, najwa, estic convençut que no pren substàncies tòxiques... li agrada molt menjar un tomàquet obert abans de dinar, però no és al·lucinògen (crec). petó.

tu sí que ets bona, déja vie, (i bones les teves vacances ara! -per poc temps, eh?). era una habitación bonita, que ha dejado un libro en su lugar. ptó.

totalmente de acuerdo, princess: es una putada, lo certifico.

ybris, un día te explicaré una de las historias de mi abuelo: se metió dentro de un coche, la llave le abrió perfectamente etc etc, y luego resultó que aquel no era su coche... alucinante. un abrazo.

real como la vida misma, brisa, real... un beso.

un placer, sr. el_vania, espero devolverle la visita pronto. saludos sónicos!

¿chapa? ¿chapa que sobraba? nunca sobra nada, mad. ¡ah, por cierto! misión cumplida. un petó, maca.

mari, seguro que la acabas encontrando: tu habitación también te busca. un beso, y hasta pronto.

uis, casi yo, qué poco hospialario, jejeje. está bien tu final feliz, un placer leerte de nuevo.

mamen, me haces muy feliz al escucharte. un abrazo muy, muy fuerte, desde aquí cerquita.

esther, ¿igual se la ha quedado algún promotor para volverla a vender? ;´) un beso

Raule dijo...

Brutal, amigo, sencillo y brutal.
Un fuerte abrazo hasta que te falte una costilla.

oroD dijo...

Si quieres comenzar con Millás, no está nada mal Dos mujeres en Praga. No es de sus libros más extraños pero se nota perfectamente el universo propio que se crea en cada novela.

Lágrima del Guadiana dijo...

Ay madre qué susto...de repente me hiciste pensar en el Ensayo sobre la Ceguera. ¿Sería Saramago quién borró de un plumazo la habitación y la memoria?

Qué cosas :)

Un besito

Nada que Contarte dijo...

Mientras sólo desaparezca una habitación....

Sr. E dijo...

Més d'una persona s'ha trobat amb una habitació menys i no tant per l'absencia del continent sinó per d'aquell que l'habitava. A vegades l'excès de treball distreu i les habitacions desapareixen. Perquè les habitacions ho són si estan habitades. M'imagino que una habitació buida deu ser, una "deshabitació".

rfm dijo...

extraordinario. también soy un gran admirador de adrian tomine (estoy preparando una entrada al respecto en mi bitácora).

insisto: el cuento es extraordinario.

saludos