9 de febrero de 2007

Asesinato en tiempos verbales

En las cuerdas de aquella guitarra
descansaban muchas historias,
la última de las cuales sonará
cuando el dedo de una mano
las vuelva a pulsar, rozándolas.
Un sonido envolvió todo, y las cuerdas despertaron.
Bailan en círculos deshaciéndose del mástil
y se acercan al cuello, rodeándolo suavemente.
Y apretaron.
Aprietan hasta que la música cesa.
"No nos quería", dicen.
Y en realidad nadie sabe
si ésta fue la última historia
de las cuerdas de aquella guitarra.
Ni si lo es.
Ni si lo será.


(guitarra de Kurt Wagner -Lambchop-, Casino l'Aliança del Poblenou BCN 07122006)

19 comentarios:

Angus Scrimm dijo...

Todo vuelve si se le sabe mostrar el camino.
Saludos!!

Mari dijo...

pues creo que no es la última historia....sólo lo creo

la chica de los botones dijo...

a dónde iremos a parar caminando en círculos

ybris dijo...

Está claro que las historias que duermen en las cuerdas de ciertas guitarras hablan sólo con amabilidad a quienes las quieren.
Confiemos en que no sea esa su última historia.

Un abrazo.

Déjà vie dijo...

li has pillat el gustillo a aixo d cargarte penya, eh :P

manuel_h dijo...

casi nunca es la última historia. La última no suelen contarla las cuerdas.

Raule dijo...

Y tú
tormenta de truenos y luz
eres símbolo de libertad
yo nunca podría vivir
sin tus cuerdas de acero tocar

(Barón Rojo)

Un abrazo sonámbulo, Sergi!

Lágrima del Guadiana dijo...

Sentí que algo rasgaba mi garganta... Hay caricias fatales...que no podrán acallar las notas que descansan en cuello, cuerda y guitarra...

Besos en voz baja...

Anónimo dijo...

ay, cuantas historias en las cuerdas de una guitarra ( y q bien escribes, meu rei ;))
besiños
siloam

Esther dijo...

No lo será, seguro.

najwa dijo...

siempre queda al menos una canción más, no?
besitos! =)

casi yo dijo...

mientras haya un músico vivo, no habrá una guitarra muerta.

O al menos eso quiero creer. Saludos, maestro!

el_Vania dijo...

Sabes, Sergi?
Como guitarrista que soy, siempre me ha parecido que las cuerdas de una guitarra son uno de los bienes más efímeros... Quiero decir, uno compone un tema que puede ser más o menos bueno... pero ¿dónde queda la magia de ese juego de cuerdas... ese grupo de seis tiras de metal de las que surgieron esos acordes, ese solo...?
Muchas veces lo pienso cuando escucho algún tema que hace que mi piel se ponga "de pollo"... ¿¡dónde habrán ido a parar esas cuerdas!?

andrés dijo...

asesinatos con cuerdas de guitarra ha habido muchos (aunque más con cuerdas de piano, quizá por la reververación romántica que dejan en la garganta), pero quizá nos acordamos menos del suicidio que le supone a la propia cuerda el servirse a la guitarra.

Zifnab dijo...

Si es que ya me barruntaba yo que lo de saber es la hostia de dificil y que las guitarras dicen palabras

Pero necesitaba confirmarlo

Se feliz

Kena xe dijo...

mssss... o si fue la primera de muchas... nianonianoniaaaa...

el santo job dijo...

nunca nadie sabe
si contarán otra historia
eso depende de nosotros
un abrazo!!

DANI dijo...

Lambchop....preciosas guitarras, melodias perfectas y voces como ningunas...

It's a woman, Steve McQueen...

Los circulos los doy alrededor de ellos.

Saludos

Anónimo dijo...

Buenas sergi, al final no nos vimos en redd kross, pero si quieres ver vibrar unas cuantas guitarras el día 11 de marzo nos podemos ver en el concierto de Marah en el apolo.

En el azkena se salieron, y eso que tocaron a las cinco de la tarde con el sol abrasándoles los jetos.

Un abrazo.

damián