10 de febrero de 2008

Baloncesto

El silencio es solamente el abandono de la intención de oir.
John Cage

Cuando en el túnel todavía es reciente el deslizar rápido de los vagones
y en el parque
hay gente jugando en blanco y negro a Baloncesto,
..........y hace frío en la canasta de siempre, en el césped de cemento
de pintura blanca y roja, de tableros robados o rotos,
que no los quiere el peor ladrón,
..........y Nadie escucha el sonido del Baloncesto, el frío se combate
con ruido de estufas, los Taurus, y los dobles vidrios en las casas que huyen del diciembre, enero y febrero.
El sonido del Baloncesto pasa desapercibido hoy, vencido en la intimidad
de las casas: pásala, mía, palo, pasos, no se oye.
Diciembre, enero y febrero
y Nadie llama por teléfono a decir apaguen las farolas, enmudezcan el botar del balón de goma.
La calefacción encendida, las ventanas de doble vidrio;
no es el silencio de una película muda.

15 comentarios:

el_Vania dijo...

Con estos fríos pocos deportes urbanos se escuchan, amigo. No sea que la vida sana te mate por una galipandria monumental.
Pero pronto llega la primavera, y la vida tomará las calles con alboroto de balones de goma, de cuero... de lo que sea.
Al tiempo.
Salud/OS!

ybris dijo...

Mal consejero el frío.
Nadie escucha el sonido del baloncesto.
Debe de ser la película muda del invierno vista tras las ventanas de doble vidrio.

Abrazos

Joseph Cartaphilus dijo...

Sabes?

Uno de los mejores recuerdos, uno de esos en plan "Cuenta conmigo" era cuando nos íbamos a jugar al baloncesto hasta las dos de la mañana y luego nos dábamos un baño en bolas y lo llamábamos el Paraiso y nos reíamos con ellos y con los primeros cigarros de la risa.

Luego pasa claro, pero eso es luego

Dichoso pasado

Mari dijo...

cuando era niña aún se jugaba en lima en las calles. Jugaba con una liga a saltar, mundo con una tiza en el asfalto y yaxces.

Angus Scrimm dijo...

Nunca pensé que el Cage fuese sofista, fíjate, lo equivocado que estaba.Es hora de guardar silencio, el bueno claro..

Esther dijo...

La triste verdad que vivimos. No nos queda griterío. ¿Dónde están los niños?

manuel_h dijo...

nunca había visto así retratado el baloncesto, cierto baloncesto, y me gusta.

un abrazo

DANI dijo...

Yo tengo la teoria de que si, se entiende, según la Real Academia el "silencio" como la "falta de ruido" y el ruido como "Sonido inarticulado, por lo general desagradable", significa que una buena canción, es el mejor silencio que puede existir.

Una abraçada

prazsky dijo...

Bonito.

Aunque el silencio también se puede encontrar en las mañanas de primavera, cuando el Sol golpea las paredes blancas y desnudas. Y sólo un susurro de viento se atreve a sonar.

Aloia dijo...

Báaaaaarbaro!!!!No tengo palabras pero sí los pelos como escarpias!Esas pachangas, el sudor hecho vaho...Escalofriante tu post!

Chan ta ta chan dijo...

:)

normal, si no usáis el calzado adecuado, no se juega igual...

Carmen dijo...

aquí los niños siguen jugando en la calle, no hay doble cristal en las ventanas, y se aprende a tolerar el frío saltando, tropezando, bailando... las estufas son para los abuelos ;)

besos, mil.

Natsuki dijo...

Me he estado paseando por tu blog.
Y lo seguiré haciendo, será un placer!!! ;-)

Saludos nublados desde Barcelona!

Brisa dijo...

A veces el sonido urbano se hace tan cotidiano que apenas lo apreciamos, pero si nos detenemos, podemos recuperar nuestra capacidad de distinguir sonidos, de escuchar la música de una bola golpeando el suelo, podemos observar un tablero y verlo como algo completo aunque esté a cachos... Me ha encantado tu descripción. Me he sentido trasladada a esa pista y me ha gustado poder seguir el juego desde mi ventana.

Muchos besitos :)

Carmen dijo...

me preguntaba cuanto tiempo hace que no te veo por el hotel...