12 de marzo de 2009

El circo de Fellini



No caben las paredes dentro de la caja, ni mis biografías en el buzón. Un brote esquizoide lo puede tener cualquiera; Jekyll y Hyde también jugaban a póker con el correo, intercambiando sellos de Marilyn, desnudos, con las cartas sobre la mesa:
hoy trabajo,
hoy no,
hoy Fellini,
hoy no.

En el circo tres más cuatro son ocho y medio, y un brote esquizoide lo puede tener cualquiera, al igual que soñar en pintalabios, leer los parabrisas o acostarse con la silla de Charlie Rivel:
hoy te amo,
hoy no,
hoy Fellini,
hoy no.

Tres más cuatro es el circo, y el payaso un ateo mareado que defiende que el resultado puede ser diferente a mañana, el filósofo que sabe que ocho más tres deja de ser siete el día en que uno nace, y que una vida posible por cada suma es tanta esquizofrenia como poca misa los domingos y San Pedro esperando, sentado:
hoy Fellini,
hoy no.

La diferencia entre hoy y mañana puede ser una
o ninguna.

6 comentarios:

el_Vania dijo...

Realismo surrealista.
Hoy sí, mañana no... dudar, quizás... no se... lo sabes!
Grande Sergi!!

Salud/OS!!

rfm dijo...

qué gusto da volver a las viejas costumbres.

ana dijo...

gracias por estar ahi.

manuel_h dijo...

me han dado ganas de volver a verla, y precioso tu poema!

ybris dijo...

Formidable poema sobre una magnífica película.

Eres grande, Sergi.

casi yo dijo...

ocho y medio es mi peli favorita, así que... qué te voy a decir. Pues lo de siempre, que me encanta leerte.

Un abrazo!