29 de septiembre de 2010

29S Hilomusical (y no Hilo Musical, de Miqui Otero): lo que tenía que ser un viaje alucinante y gonzo hacia la huelga general y que simplemente no fue


Creo recordar que todo esto empieza con David Refoyo comprando Suomenlinna (Alpha Decay) de Javier Calvo, un 28S, porque David Refoyo es un terrorista. También hay un taller de periodismo gonzo con Carrión y Faccio y Wiener y Cantavella y Ramis y Costa, y okupas en Banesto y botellas de colonia grandes, a granel, con forma de Coca-Cola. Beber colonia es uno de mis deportes favoritos. Una vez bebí lejía, pero no cuenta, porque fue sin querer. Desde entonces bebo colonia, para compensar. En casa el cartel de Alvy Singer y Annie Hall, la radio y el twitter que canta como un jilguero. También hay cargas y policías, pero no sé si es verdad. Sí sé que estoy enamorado de Diane Keaton, pero eso tampoco cuenta.


Hilomusical es una palabra que a partir de ahora me gustará mucho los 29S.

Desde hoy recordaré los 29S como una aventura memorable
escrita por Emilio Salgari y me gustarán mucho
y desde ya serán días en los que triunfará en mi espíritu un ánimo malvado
y perezoso,
repleto de zetas así:
ZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZ

pero a Dios pongo por testigo que no tiene nada que ver con Miqui Otero,
no,

porque juro que él será un héroe moderno del siglo 31,
él será la Coca-Cola del 29S,
y se comprará en los bares y en el súper y en las bibliotecas:
Miqui Otero será una revolución de Coca-Colas,

COCA-COLAS .

Será un hilomusical deforme, un muñón de hilomusical,
porque él es el puto Hilo Musical
y no el gran y majestuoso y perenne hilomusical del 29S
que suena en la radio de mi Peugeot 206 gris metalizado:
desde el 87.5 FM canciones y muchas canciones,
sólo canciones y de pronto deportes.

Sí, DEPORTES;


un momento por favor, quiero deletrearlo para la posteridad:

D X T’s


Quiero deletrearlo en todo su esplendor como una marca genial, máxima, erótica, rebelde,
todos pagaríamos por una marca así de húmeda,
pagaríamos y pegaríamos mucho
y cargaríamos contra cualquiera que se manifestara contra ella,
y escribiríamos crónicas gonzo desde la calle y no desde twitter
y lucharíamos y gritaríamos y correríamos mucho,

Dios,

correríamos mucho y seríamos felices y rezaríamos mucho
por nuestra libertad musical

de ideas y servicios
mínimos.



What’s happening?

Viva el Hilo Musical