30 de julio de 2013

Ángulos muertos [memoria, google y facebook]


Google pretende ser código genético, memoria universal. Su mirada pretende atravesar toda intimidad, mapear el ADN, radiografiar el cuerpo. Facebook es una piel impenetrable para el monstruo, un muro construido de píxeles, puntos de plomo. Intramuros, no existe la memoria, pues no puede haber recuerdo sin búsqueda. Sólo lo instantáneo permanece. Google, celoso, esconde sus entrañas al conocimiento.

Nos abrazan dos ángulos
muertos.