13 de julio de 2013

"Para una autopsia de la vida cotidiana. Conversaciones con J. G.Ballard" (Ed. Caja Negra)


"Creo que la gente terminará aburriéndose de alquilar películas, y entenderá que debe hacer sus propios videos. La transformación de la casa en un pequeño estudio de televisión es algo que ya ha empezado a ocurrir, la gente ha comenzado a pensar su hábitat de una manera muy distinta a como se pensaba hace 30 40 años. (...) Ahora la gente decora su casa teniendo en cuenta aspectos psicológicos que eran impensables hace 30 o 40 años. Cuando todo esto termine por combinarse con los sistemas de televisión casera, las cámaras, las facilidades de edición y todo lo demás, creo que la gente empezará a comprender que el objeto último y el mejor tema es el ser humano, y comenzará toda una nueva era de exploraciones: incluso las actividades más rutinarias, como afeitarse o hacer unos huevos revueltos, podrán verse por televisión. (...) Creo que la exploración del espacio y el tiempo domésticos (como se perciben en la pintura surrealista) va a cambiar."