31 de diciembre de 2014

Poesía 2014

Incluso espeso y disperso, puedo afirmar que este 2014 ha resultado ser una cosecha excepcional en mis lecturas de poesía, con un listado maravillosamente extenso de libros que me han dejado patidifuso, boquiabierto, oral y verbal. Son muchos más de los que aquí señalo, pero filtraré aquellos publicados durante 2014, sólo por capricho cómodo. Sobre todos ellos me encantaría detenerme con la reflexión y espacio que se merecen. De momento quedan listados. Quién sabe más adelante, quizá unas letras, quizá unas líneas, quizá un poema leído en voz alta durante una madrugada.

En cualquier caso, lean poesía. O simplemente, lean.

Decreación, Anne Carson (Vaso Roto)
Mis padres: Romeo y Julieta, Pablo Fidalgo (Pre-Textos)
Rompiente, Jorie Graham (Bartleby)
Alambres, Lola Nieto (Kriller 71)
Mi séquito silencioso (Vaso Roto), Mestre de disfresses (Eumo), Charles Simic
El sol tras el bosque, Rober Hass (Trea)
amor.txt, David Refoyo (La Bella Varsovia)
La imatge, Josep Palàcios (Publicacions Universitat de València)
Llegada a las islas, José Óscar López (Baile del Sol)
Alfabeto, Inger Christensen (Sexto Piso)
Serial, VVAA (El Gaviero)
La mujer cíclica, Laia López Manrique (La Garúa)
Dices, Eduardo Moga (Libros en su tinta)
¿Por qué hay poemas y no más bien nada?, Ángel Cerviño (Amargord)
El silencio de las bestias, Unai Velasco (La Bella Varsovia)
Cicatriz, Charles Wright (Vaso Roto)
Chatterton, Elena Medel (Visor)
Al aire libre, Jordi Corominas (Versos y reversos)
Epitafios, Antidio Cabal (Kriller 71)
Resonancia, Richard Jackson (Kriller 71)

de Decreación, de Anne Carson.