8 de septiembre de 2015

Simetrías [23]: parque

Las cadenas que sostienen el columpio se confunden en perfecta simbiosis con los árboles del parque. Las raíces, ajenas a nuestra mirada, son el anclaje que necesita este movimiento oscilante. Las ramas, dubitativas, se alzan hacia el cenit, mecidas por el viento. En el columpio, un muñeco.