8 de agosto de 2016

Agosto, desenfoques [3]

El púnctum (o recuerdo) es una boya amarilla que se balancea sobre una superficie líquida, celeste por reflexión. Multiplico la mirada en nanosegmentos: logro que todos los momentos sean uno.