4 de septiembre de 2005

Aplausos

Bajo las escaleras del metro de Poblenou con el periódico entre las manos. Subo al vagón y leo un titular: "Aumenta el paro por segundo mes consecutivo". Mientras levanto la mirada poco interesado, observo entrar a una pareja, él con acordeón, ella con pandereta. La imagen es tan común como el titular leído, pero al acabar la melodía, dos niños aplauden con fuerza. Una nómina no registrada.

3 comentarios:

R A U L E dijo...

No piense, caballero sónico, que le pondré un comentario a cada uno de sus ilustres textos. Tiene usted tanto talento que derrochar... y yo tan poco tiempo. Abrazos sonámbulos.

sergisonic dijo...

Notar su presencia en estas Interferencias es ya un premio. Maestro sonámbulo, hay tanto por aprender... Sigo su estela en la noche. Abrazos sónicos a usted, y a su bella durmiente.

santa maría de la feira dijo...

Increíble....me recuerda muchísimo a Mi querida yo de Coloma. Precioso, como todo lo que llevo leído hasta ahora.