6 de abril de 2006

Poema morfosintáctico


Ella miraba a su hijo, escondida tras la puerta, desde el pasillo. Él, en el sofá del comedor, canturreaba unas extrañas palabras. "A arre, arre buru, buru coqui, coqui elec, elegh frai, frai hugh, hugo lisb, lisc munt, muñe peca, peca rema, rema supe, supe zeta". Una cantinela a capella, susurrada en un crescendo agradable. Y ya hacía algunos días que la escuchaba. Su hijo parecía alegre, feliz. Ella sonrió.

En clase de lengua, disfrutaba como un tonto cuando llegaba la hora del análisis morfosintáctico. Era como practicar arquitectura con las frases: trazábamos líneas, inventábamos conexiones, uníamos elementos... De la letra a la palabra, de la palabra al sintagma, del sintagma a la oración, de la oración a la comunicación. Todos, sujeto y predicado, nombres y adjetivos, verbos y complementos, bien compenetrados y conjugados, que en caso contrario, no hay comunicación posible. Y sin comunicación, no hay arquitectura que valga: la casa se viene abajo. Y es que hay que construir ladrillo a ladrillo, palabra a palabra. Y disfrutar como un tonto, claro.

- Tete, ¿qué es lo que cantas?
- ¿El qué?
- Esas palabras.
- Ah, son las que aparecen en los tomos de la enciclopedia.
- ¿Y cómo es que las has aprendido?
- Bueno, para encontrar más rápido las palabras.
- Ah, muy bien. Y veo que le has puesto música.
- Sí, sí.

La madre sonrió, y su hijo le devolvió la sonrisa. Y hoy, él, como si fuera el mejor poema que nunca hubiera aprendido, aún canturrea esas palabras. Y ella, como si fuera el mejor poema que jamás hubiera escuchado, aún le sonríe.

9 comentarios:

Empiezo a entender dijo...

Vous, vous m'avez vraiment touchè...;-) Hermoso lo que escribiste.

mamen somar dijo...

Qué bonito ver como algunas madres adoran las rarezas de sus hijos como si fuesen verdaderos hallazgos, descubrimientos para la humanidad. Esos ojitos que nos ponen las madres y que después ya nadie más nos mira así. Una pena.
Besotes sergi.
Mamen

magmoiselle dijo...

"y disfrutar como un tonto"


me guardo esa frase en los bolsillos lo que resta de la semana, seguro traerá buena suerte...

;)



acabo de encontrar un comment tuyo de hace algunos días, donde me preguntabas del disco de john fahey....seguro ya lo encontraste....sorry no haber contestado en su momento o mandarte el disco....espero ya no ser tan distraída.

manuel h dijo...

buenísimo, como la tabla de multiplicar, pero con más poesía y sin angustia

sergisonic dijo...

Pues eso, buena suerte, más poesía y menos angustia, y disfrutar como tontos, todos.

mad dijo...

Como tontos, que es la única manera, ¿verdad?
Me he leído estos días: El libro de mi madre, de Albert Cohen. ¿Qué tienen las madres? ays
Petons, guapo

R A U L E dijo...

le recuerdo, amigo sónico, que tenemos pendiente el elaborar conjuntamente un poema en el que cada verso sea el título de un libro. Apilar un montón de libros y que los lomos, con sus distintos tipos de letras, formen ese solemne poema.
Un abrazo sonámbulo.

Anónimo dijo...

Best regards from NY!
» » »

Anónimo dijo...

I have been looking for sites like this for a long time. Thank you! film editing schools