23 de agosto de 2006

Pausa con Xavi



11 días y 10 noches, a caballo entre Viena y Praga, con la mejor pareja de baile posible, que aquí y hoy llamaremos (por ejemplo) Xavi, un profesor de la vida que vuela lejos, hasta tocar sentimientos como quien toca nubes al bajar la ventanilla de un avión. Un profesor de la vida que vuela como nadie.

Hasta la vuelta.

7 comentarios:

Empiezo a entender dijo...

¿Te vas a Praga..? ¡Qué envidia!

manuel h dijo...

felices vacaciones!!

Gorjeos dijo...

Ole ole! de viaje, pocas cosas se pueden equiparar con viajar.

Maryna dijo...

Eso sí que es un viaje, inolvidable, a la fuerza ;)

Toma nota y después cuenta

Un besote

Anónimo dijo...

feliz viaje a los dos y besiños.
emma

Zifnab dijo...

Disfruta lo que puedas

Y se feliz

Brisa dijo...

Si no fuera porque ya no puedo...
;-) besos