18 de agosto de 2009

Recuerdos de [n] noches de verano; [n-2]


[n-2]. En la Barceloneta los pescadores son como los vampiros. Tienen diferente horario que el resto. Sabemos que existen porque los vemos en fotografías. Existen en las polaroid del TDT. Y en los periódicos, disfrazados de Robin Hood [el phishing es una nueva especie]. Nunca he visto un pescador de verdad en la Barceloneta. Pero en las postales sí. Y me gusta comer pescado. Y fideuá. Por eso mañana saldré en los periódicos. Mañana seré una postal devuelta por las olas a un vertedero de arena.

En la arena hay petróleo. En la piel del bañista hay petróleo. Y en la piel del pescado. Y en la piel de todo. El petróleo es el cáncer. El petróleo es riqueza. La piel es riqueza. Aristóteles se equivocó, porque Adam Smith sólo quería escribir una obra de teatro. Mi piel es oro negro que se desliza por la cañería de la ducha. Quedo desnudo de piel. La piel resbala al subsuelo. Al núcleo. Al origen de las especies [Darwin otra vez]. La tierra espera ser perforada de nuevo: los esfuerzos de Sísifo, el oro negro, Ulises 31 cada vez más cerca y Walt Disney reencarnado en Pixar.

Hay más canales de teletienda que de pesca. El titular hoy es el siguiente: Jara y sedal es un animal en extinción [los pescadores compran ropa en tiendas VHS].

7 comentarios:

ybris dijo...

Bueno. Si son recuerdos será porque ya sean cosa del pasado.
Yo, que no hace demasiado que estuve por la Barceloneta, tampoco los he visto.
Quizás porque no soy dado a ver vampiros.

Abrazos.

mad dijo...

Sergi, algún día tendremos que hablar de muuuchas cosas que tenemos pendientes... y me contarás qué te tomas parainspirarte...
Y ahora perdona pero tengo que darle la bronca a Ybris por haber pasado por casa sin haber avisado... ¡ya está bien, con las ganas que tengo de achucharte...!
besos a ambos

xènia dijo...

la piel es riqueza. la piel es el cáncer. el oro es piel (oropel?)

jo també m'he banyat a la nostre mar recentment i n'he sortit daurada. Com algo que fa tant de mal per l'aigua pot ser tan bonic?

Pixar mola. Robin Hood era un hipòcrita, Aristóteles s'avorria i els pescadors, una llegenda urbana.

(buenas :))

xènia dijo...

per cert, jo odio la fideuà, em fa oi. Però moro per una paella del xiringuito de l'Escribà. I tinc un llibre teu.

Joseph Cartaphilus dijo...

Dicen que todo se jodió cuando nació la agricultura, pero yo de esas cosas entiendo poco.

Quite la piel del desagüe no vaya a ser que doña refunfuñe.

Estupendo, like always

virgi dijo...

Los pescadores que yo conozco, ya no remiendan las redes, compran otras. No aceitan las pandorgas, no usan el mirafondo. No arrastran las barcas, las suben con una grúa.
Un abrazo

humo dijo...

Pescadores quedan, como costureras, planchadoras, cocineras, afiladores, ropavejeros... Quedan en nuestra memoria: una vez los vimos, así que no son leyenda urbana, sino historia con minúsculas.
Odio la fideua y me pone una paella como es debido (en El Saler).