11 de mayo de 2010

PAZ DIAGONAL


reformar la diagonal sin trazar rectas que asusten al vecindario ajeno a quien molesta el ruido que evitas con tapones de cera en oídos callados a la fuerza como en plena contienda civil a la hora de votar ante una pantalla que no tiene dos sino tres sino dos opciones para deslumbrar con otro fasto de agujeros y cemento pintado de verde del que podrán pastar las vacas y mugir mugir mucho de libertad de eso sí que sabemos mucho de mugir de libertad eso sí que son matemáticas y guerras muchas guerras y todos atragantados de pasto de participación ciudadana afónica de llorar y de decir déjame en paz diagonal

2 comentarios:

ybris dijo...

Pues eso:
Habrá que acabar diciendo a la Diagonal que nos deje en paz.

Abrazos.

Brotestertor dijo...

Coma lo que coma no cambie su dieta porque su vómito de letras me ha dejado muy buen sabor.
Berrearé, maldita sea.