16 de abril de 2013

Interludio onírico en Salzsburgo (un poema de Jesús Aguado)


Interludio onírico en Salzsburgo

Una mañana aparece una mujer muerta arrastrada por la corriente del río Salzach. En su mirada aún está latiendo la imagen del hombre que la ha matado, y por ello, y siguiendo las huellas que va dejando al irse apagando en la retina de ella, consiguen atraparle. Cuando lo hacen se suïcida, y en sus ojos encuentran la imagen de la mujer asesinada riéndose desnuda mientras un remolino de brazos la succionan hacia el fondo del río. Un día el detective que llevaba el caso se mira a sí mismo en un espejo y se ve rodeado de agua por todas partes. A punto de morir asfixiado, ve cómo la mujer y su asesino se abrazan en relieve sobre el cristal del espejo y le contemplan burlones mientras el rumor de la corriente crece hasta hacerse insoportable.

Jesús Aguado
Poesía reunida; Vaso Roto