10 de octubre de 2006

Carretera perdida


I (hoy)

Todo quieto, todo
muerto. No es una
foto, pero lo parece.
El flash no funciona.
Paro el motor del coche,
¿dónde estaba ayer?
Delante mío sólo un motel,
también lejos de todo.

II (ayer)

Enciendo la radio,
abro la puerta y el
olor a polvo se mete
en el coche. Camino
y tropiezo con pequeñas
piedras. En la radio alguien
dice: "Dick Laurent está muerto".
Y entro en el motel.


Para D. L.

18 comentarios:

ybris dijo...

Desolador ayer de polvo y piedras. Un único motel que nos acoja.
Y luego resulta que hoy es todo un olvido lejano.
Es lo malo de las carreteras cortadas.
Quizá el mañana...

Formidable.

Un fuerte abrazo.

equinoccio dijo...

perturbador;
lynch
la catarsis
la purga.

salud*s!

la chica de los botones dijo...

y ahora, que llego y te escojo, entre todas las palabras, entre todos los titulares del periódico, la chica del metro, la niña de los helados de vainilla, las luces del motel aun apagadas, tú sonrisas y el sabor de las nubes en esta tarde de lluvia.

un placer

Isabel Romana dijo...

Has logrado transmitir una sensación de desolación muy intensa. Te felicido.
Gracias por tus buenos deseos para mi viaje. Ya estoy de regreso y he retomado el blog con la fábula de Cupido y Psique. ¡Ay, siempre el amor...! Besos y hasta pronto.

Dick Laurent dijo...

No es cierto que esté muerto. Sólo lo parece, soy Sonámbulo.

Angus Scrimm dijo...

Sólo me gusta una cosa realmente de David Lynch, la perturbación que transmiten sus películas, y Carretera perdida lo hacía fenomenal, sólo recordar el plano subjetivo del coche, las luces... ¡me han entrado ganas de volver a verla por tu post!

Un saludo

Mari dijo...

(now playing: "blue flowers" by Mazzy Star or Pale Saints)

Mari dijo...

Un marciano de fresa es una bolsita larga de plástico con jugo de fresa dentro.

Mari dijo...

de nada
(Now playing: "City Girl" by Kevin Shields)

Sherezade dijo...

Cuando se está lejos de todo pocas veces existe el ayer... Y a veces, el mañana también está demasiado lejos.

Caperucita Lorca dijo...

Pues me pasé por tu blog... y ¡escribes muy bien!

Me quedé flipando con el poema que se llama:

Tú, yo.

Es magnífico. Y todo en general. Un saludo, Alberto.

Albert Alcoz dijo...

Qué lástima que David Lynch no sa haya pasado por Sitges para presentar su última película. Por qué serà que la figura del productor siempre da rabia? Por anteponer criterios mercantilistas a criterios artísticos? tiene sentido reducir un film de tres horas a hora y media?

el santo job dijo...

me gustan los moteles
recuerdan, que, al final, sí somos alguien
aunque estemos por ahí tirados, buscando habitación
Un abrazo!

sergisonic dijo...

no sé si me dan más miedo las carreteras cortadas, o las carreteras perdidas, ybris. un abrazo sónico!
---
tantas personalidades, tantas historias, tantos sueños, tantas pesadillas. como también veo que sabes, equinoccio. saludos sónicos
---
el placer es nuestro, chica de botones. tus palabras son muy bonitas. gracias.
---
siempre el amor, siempre, isabel. mueve más cosas de las que pensamos. quién sabe si algún día también habrá gasolineras, con surtidores de amor para personas. un beso y bienvenida.
---
contigo las cosas siempre parecen, dick laurent. nunca son.
dale abrazos al detective sonámbulo que conocemos ambos. se esconde durante el día, ya lo sé. pero ahora estoy dónde él está, no en mi casa. pro si me llamas a casa también estoy, y te cuento.
---
angus, pronto la tendremos -al fin- en dvd. la emoción me hizo escribir algo, lo que fuera, con el título de "carretera perdida". si sólo te gusta la perturbación en lynch, ya es mucho. saludos sónicos.
---
tienes unos oídos muy bonitos, mari. un beso.
---
todo está lejos y cerca a la vez, sherezade. sólo que no cerramos lo suficiente los ojos. un beso.
---
gracias alberto, me has hecho releer el poema (don narciso me llamarán). un saludo.
---
la mayor pena es esa: que nunca veremos el experimento lynchniano de tres horas que sí pudieron ver en venecia. un saludo albert.
---
y aunque no nos acordemos qué habitación hemos escogido, santo. cuídese y un abrazo!

Empiezo a entender dijo...

Poemas de flashes...carreteras, moteles y fotos: ay! pocas cosas me gustan más. besos sónicos.

manuel h dijo...

Pues a mí no me gusta mucho David Lynch (en realidad creo que sólo me gustó la Twin Peaks, y Terciopelo azul). Precisamente hace tres o cuatro semanas me puse a ver Carretera perdida, y ni siquiera la terminé. Pero eso sí, sigue teniendo unos títulos de crédito cojonudos.

En realidad, me gusta mucho más tu poema que las películas de Lynch.

sergisonic dijo...

me gusta que te gusten, geo: ¿foto? sonría, por favor. un beso.
---
estuve a punto de adornar el poema con los títulos de crédito de la película, mientras suena el tema de David Bowie. ¿Has probado con "Una historia verdadera" o "Mulholland Drive"? Los dos mejores extremos (uno convencional, el otro no) lynchnianos que existen -para mí, claro-. Quizás te gustarían. Muchas gracias, Manuel.

Brisa dijo...

Es que a veces las paradas se hacen obligatorías, son como una oportunidad para reflexionar y para integrar. Luego cuando cierras la puerta no sabes si volver a abrirla para continuar o quedarte para siempre....

Me gustan las causalidades. Tienes razón "Una historia verdadera" ya forma un poco parte de mí.

Un besito Sergi