19 de septiembre de 2011

poema_cuarenta y tres



Leer los labios de una persona ciega

que pide ayuda.

                       
                                Rozarla,

leer sus labios.